sábado, 3 de mayo de 2008

Eran 5 gramos de polvo de uso cutaneo para las heridas superficiales. Mas de 10 años fuera de la circulación, pero algunos nos acordamos cuando nos caiamos en pantalones cortos y nos destrozábamos las rodillas, salíamos corriendo y nuestra madre en seguía nos ponía un poquito de agua oxigenada y unos polvos de azol, y de nuevo a la calle a jugar a los "libretes".

3 comentarios:

AguLuna dijo...

Cuando jugábamos en la calle y nos dábamos pedradas y te descalabrabas, no pasaba nada te curabas y a otra cosa ahora seguro que te denuncian te meten en la cárcel y sales en todos los periódicos por maltrato.

juan ángel dijo...

lucas, soy juan ángel
entra en esta página, quizás te interese;
http://beta.yuglo.com/zoom08

un saludo

Antonio Agudo dijo...

Lo mejor de los polvos de Azol era cuando hacían pella con la sangre y luego te arrancabas la concha... eso molaba...